INICIOEl despachoÁmbitos de actuaciónEl EquipoContacto
El despacho
 
El despacho Manuel Hortas · ABOGADOS comienza su andadura en 1955, cuando el joven Manuel Hortas Rubio, padre del actual titular, abre su primer bufete en Jerez de la Frontera y comienza a ejercer la abogacía. Desde entonces mucho ha llovido, y mucho han cambiado la Abogacía y el Derecho.
 
 
Nuestro despacho se ha transformado paulatinamente para lograr la necesaria y continua adaptación al siglo XXI, en un proceso de evolución imposible de detener para poder seguir ofreciendo nuestros servicios con la calidad necesaria. Incorporamos medios técnicos y de comunicación imprescindibles en el mundo de hoy que nos permiten dedicar al cliente la máxima e inmediata atención, logrando así una disponibilidad completa para defender sus derechos e intereses en cualquier momento y ante cualquier eventualidad. Disponemos de una adecuada red de colaboradores externos suficiente para cubrir casi cualquier eventualidad surgida en la atención y defensa de los asuntos que nos son encomendados. Ofrecemos una respuesta detenida y amplia al problema de nuestros clientes, estudiando la repercusión y consecuencias posibles en todos los ámbitos sin centrarnos de forma exclusiva en el aspecto concreto estudiado.
 
Pese al cambio y la modernización, desde siempre hemos luchado por defender la humanidad del trato con nuestros clientes; es para nosotros prioritaria la atención personal y directa al cliente que viene a consultar su problema en demanda de ayuda a través de nuestros conocimientos y técnica jurídicas. Es nuestro deber escuchar con atención sus inquietudes y angustias, incluso si no son estrictamente jurídicas, para extraer de sus palabras cuanta información sea útil a fin de eludir o minimizar las consecuencias de los acontecimientos por cuya causa acude a nosotros.
 
El factor humano es, por tanto, el elemento más preciado de nuestro despacho. En nuestra forma de entender la Abogacía sólo al valorar y comprender a la persona podemos solucionar el problema del cliente.